Pàgines

diumenge, 19 de maig de 2013

Principios económicos básicos: La propiedad privada tendría que limitarse a los bienes de consumo


Es difícil deducir unos principios económicos básicos para una economía sana si partimos de nuestro actual sistema, debido a su gran complejidad y a los intereses creados existentes. Por ello hemos planteado una economía sencilla compuesta de cuatro náufragos que tuvieran que organizar de nuevo su economía.

En los principios deducidos hasta el momento hemos constatado que, nuestros cuatro protagonistas tendrían que producir, de forma sostenible(1), mediante la tecnología disponible a partir de la especialización y la colaboración(4), bienes de consumo (2) y invertir tiempo en fabricar bienes deproducción (3) para conseguir incrementos de productividad que mejorasen su bienestar; distribuyendo lo producido en función de la aportación de cada miembro y garantizando una rentamínima en caso de necesidad (5).

La próxima cuestión que nuestros protagonistas tendrían que plantear-se sería:

¿ Cómo tendría que ser la propiedad ?
Hemos considerado que, para que la economía mantenga buenos incentivos, era aconsejable la diferencia de rentas en función de la aportación de cada persona a la colectividad.

Los cuatro habitantes de Jauja tendrían que imaginarse, suponiendo que dentro de unos años aún permanecerían en la isla, si preferirían una sociedad en la que las diferencias de renta se hubieran consolidado en algunas familias, con mucha riqueza acumulada: propietarias de tierras y medios de producción, mientras que otras familias coexistirían sin disponer de riqueza acumulada.

Imaginemos, en este caso, que el descendiente de una familia acomodada podría llegar a vivir sin tener que trabajar, sin tener que aportar nada a la colectividad. Se podrían originar, pues, personas parásitas que, en una sociedad de pequeñas dimensiones, sería intolerable. Además de limitar la equidad, esta situación también limitaría la eficiencia, porque se podrían perder aportaciones importantes de los inactivos.

Para evitar estos problemas, nuestros protagonistas seguramente verían más adecuado evitar que nadie se apoderase de los recursos naturales de la isla ni de los bienes de producción (canales, molinos,...) construidos entre todos.

Evitar todo tipo de propiedad privada (y de herencia) favorecería la igualdad de oportunidades pero, por otro lado, tendría consecuencias indeseables: disminuiría claramente los incentivos en la economía y su eficiencia.

Parece lógico, pues, que se mantuviera la propiedad de los bienes de consumo (ropa, alimento, ...) y que se pudiera legar a los descendientes como incentivo pero sin propiciar la apropiación de los recursos naturales ni de los bienes de producción.

El sexto principio económico básico para conseguir una economía sana diría: la propiedad se limitará a los bienes de consumo.

En próximas entradas en el blog seguiré deduciendo principios económicos básicos que tendrían de cumplirse en una economía sana.



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada